¡A meditar que hay que trabajar!

Estás inmerso en una sociedad que te demanda permanentemente obligaciones y te tironea para todos lados, donde el trabajo se convierte en un castigo y la vida una tortura. Por este motivo muchas personas sufren ataques de pánico, depresión o recurren a psicofarmacos.



Tomarte unos minutos al día para meditar serena tu mente, baja tu nivel de estrés, te ayuda mejorar los vínculos familiares, laborales y a tener buena salud, incrementa tus habilidades y entre tantos beneficios te ayuda a ser feliz.



Seguir leyendo...