8 tips para empezar a meditar.

Ojos cerrados, espalda derecha, manos en tu regazo apuntando hacia arriba, una suave sonrisa en tus labios, y un aura de paz -¿Acaso esta imagen se aparece en tu mente cuando imaginas a alguien meditando?

Pero, ¿Por qué sólo imaginarlo? ¿Por qué no experimentar la real paz interior por tí mismo? Puedes experimentarlo ahora mismo. Simplemente lee los siguientes tips que te ayudarán a iniciar tu meditación.

#1 Elije un horario conveniente

La meditación es esencialmente un momento de relajación, por lo cual debería ser hecha a tu conveniencia. Entonces, luego de la meditación que hagas ahora, para las siguientes, elije un momento en el que sepas que no serás interrumpido y te sientas libre de relajarte y disfrutar. 

Durante la salida y la puerta del sol, es decir, durante la transición natural entre el día y la noche, es el momento ideal para esta práctica. 

#2 Elije un lugar tranquilo

Así como elegiste un horario conveniente, elije un lugar en el que no sea probable que te molesten. Si los alrededores son tranquilos y pacíficos, podrás hacer de tu meditación una experiencia más disfrutable y relajante. Eso es lo ideal, si no lee nuestra nota sobre: Cómo meditar en lugares ruidosos.

#3 Siéntate cómodamente

Tu postura también hace la diferencia. Asegúrate de estar relajado, cómodo y quieto. 

Siéntate derecho con tu columna erguida; mantén tus hombros y cuello relajados; y tus ojos cerrados durante el proceso. 

Es un mito muy común creer que debes sentarte en postura del loto para meditar. 

#4 Ten tu estómago vacío

Un buen momento para meditar es antes de las comidas.

Si meditas luego de comer, puede que te quedes dormido. Sin embargo, no te fuerces a ti mismo a meditar si tienes mucha hambre, ya que quizás te parezca difícil debido a esto o te pases toda la meditación pensando en comida. Por eso tu meditacion puede no estar este funcionando. En ese caso, puedes meditar luego de dos horas de haber comido. 

#5 Comienza con algunos ejercicios de calentamiento

Hacer estos ejercicios o ejercicios de yoga antes de sentarte a meditar, ayudan a la buena circulación, te quitan la inercia y la agitación y hacen que tu cuerpo se sienta más liviano.

De esta manera, serás capaz de sentarte quieto por un tiempo más largo. 

# 6 Toma varias respiraciones profundas

Esta es una preparación para meditar fácilmente. Las inspiraciones y expiraciones profundas, así como también hacer Nadi Shodhana Pranayama (respiración de las fosas alternadas) es siempre una buena idea. 

Esta práctica te ayuda a aquietar el ritmo de la respiración y lleva a la mente a un estado pacífico y meditativo. 

#7 Mantén una suave sonrisa en tu rostro

Podrás notar la diferencia.

Una suave sonrisa a lo largo de la meditación te mantiene relajado, pacífico e intensifica tu meditación. 

#8 Abre tus ojos lenta y gradualmente

Cuando te acerques al final de la meditación, no te apures a abrir tus ojos y empezar a moverte. 

Abre tus ojos lenta y gradualmente y tomate el tiempo necesario para tomar conciencia de ti mismo y el ambiente. 

Si te intereso esta nota podés leer: ¿Cómo superar los obstáculos en la meditación?