Dios como un niño

¿Puedes ver a Dios como un niño? Siempre has pensado en Dios como un padre, en algún lugar del cielo. ¿Puedes ver a Dios como un niño?

Dios es el centro de tu existencia. Tú estás fecundado por Dios. Tú tienes que cuidar tu preñez  y hacer nacer al niño. La mayoría ni siquiera lo entregan. Aquel que lo entrega puede otorgar deseos.

Dios es tu niño. El/Ella se pega a ti como un bebé hasta que te haces viejo y mueres. Dios llama para ser alimentado. Dios se adhiere al devoto. El/Ella necesita que lo alimentes en el mundo. Sadhana y Seva son el alimento.

Siempre piensas en Dios como un padre. Entonces quieres pedirle y obtener cosas de Dios. Pero cuando lo ves como un niño, no tienes demandas.

Belma dice: “No puedes rezarle a un niño; tú puedes rezarle sólo a un padre.

Sri Sri: ¿Por qué quieres rezar? ¿Por qué quieres pedir? Un buen padre sabe dar.

Belma: ¿Y qué hay respecto de la entrega?

Sri Sri: Tu entrega a un niño es más auténtica porque no hay demandas.

¡CUIDA A TU DIOS! ¡Los ateos están a la vuelta de la esquina! ¡Las dudas, la incredulidad y la ignorancia son ateos en tu mente, de modo que cuida a tu Dios!