Meditación para la paz mental.

 

Desde la conmoción hasta la tranquilidad.

Era una hermosa tarde de sábado, cuando, mis padres felizmente organizaron visitar a mi tía. No paso mucho tiempo desde el que el plan se armó, que escuche a mi madre decir: "Déjenme meditar por unos minutos que luego estaré lista para partir". Y después de esto salió muy contenta con mi padre en su motocicleta azul y gris. En el camino, un camión a más de 100 kilómetros por hora, los embistió por detrás. Mi padre y la motocicleta fueron disparados en distintas direcciones. Mi padre se lastimó seriamente y fue una situación tensa. Mi madre, que resultó ilesa me llamo por teléfono, explicándome pacíficamente lo que había ocurrido.  A pesar de toda la conmoción, ella estaba ecuánime. Ella pudo responder a la situación y con claridad sobre lo que había que hacer. Luego, en el hospital cuando le pregunte que la había mantenida calma, me contesto con una sonrisa: "En lo más profundo, sé que mi meditación me ayuda a mantener la calma, aun en los momentos más difíciles, como este."

Cuando estas situaciones aparecen ¿Hemos observado nuestra mente? Estas situaciones disparan poderosas emociones en nosotros. Cuando las emociones están altas, la tendencia es a reaccionar y actuar impulsivamente. Más aun, podemos fácilmente perder el control por nuestras emociones, y nuestra conciencia del momento presente se pierde. Comenzamos a pensar: ¿Por qué  esto me sucedió a mí? ¿Qué he hecho? y otras más, en vez de focalizarnos en la acción a realizar. También nos preocupamos y nos ponemos ansiosos para llegar al momento donde las cosas vuelven a normalizarse. Este bombardeo continuo de pensamientos reduce nuestra habilidad de pensar con claridad y frecuentemente terminamos reaccionando a la situación, en vez de responder.

Una mente turbulenta llena de estos pensamientos sin control agota nuestra energía llamada Prana (energía vital), dejándonos completamente cansados, exhaustos y frustrados. Entonces ¿Cómo moverse desde la conmoción a la tranquilidad? ¿Cómo podemos responder a esas situaciones con una mente pacífica?

Shriram Sarvotham, un maestro experimentado de  Sri Sri Yoga explica: “No podemos forzar directamente o demandar la paz en nuestra mente pero si podemos preparar a la mente para que se aquiete". La meditación preparara la mente para que se calme sin ningún esfuerzo.

No podemos escaparnos de situaciones turbulentas en la vida,
pero podemos enfrentarlas con una sonrisa. Nuestra vida puede
ser entendida como un buque. Si nosotros (el capitán) sabemos
como navegar el buque (la vida), podemos enfrentar cualquier tormenta
(situaciones turbulentas en la vida) con facilidad. La meditación
nos ayuda a navegar nuestra vida.

La meditación libera el estrés acumulado en nuestra mente y la deja fresca y con claridad. Trae la mente al momento presente, donde se encuentra el campo de la acción. ¿Se puede sonreír ayer? ¿Podemos sonreír dos horas después? Solo podemos planificar hacerlo; pero solo podemos sonreír AHORA. Esto, está en nuestras manos. Cualquier acción, es solo posible en el momento presente. Cuando actuamos con una completa conciencia sobre nuestra acción, cuando la mente esta atenta totalmente al momento, la acción es perfecta y los errores no suceden.

Desparrama las olas de paz.

Un aspecto interesante, es que tenemos la habilidad de influenciar lo que nos rodea. Cuando entramos en una habitación donde ha ocurrido una pelea, nos sentimos un poco incómodos; sin embargo cuando entramos en un ambiente donde un bebe está jugando, el entusiasmo y el gozo nos alcanza, aun si estamos cansados. De la misma manera, en una situación de tumulto, si tenemos paz interior, podemos desparramar las vibraciones de paz alrededor nuestro que puede contribuir a reducir la conmoción. Unos pocos minutos de meditación a diario ayudan a permanecer en calma en cualquier situación.

Meditación
Nos fortalece la mente para que podamos enfrentar una situación con una sonrisa.
Nos hace pacíficos. La paz interior se refleja también en situaciones externas.
Aumenta nuestra resistencia emocional.
Reduce la tendencia a reaccionar e incrementa la tendencia a responder.
Es una efectiva manera de des-estresar tu mente.

Unos pocos minutos para vos - tu tiempo para meditar.

¿Te estas preguntando cómo encontrar unos pocos minutos de tiempo para meditar?
Un buen momento para meditar es a la mañana, ya que así te permite permanecer en paz durante el día. Puedes  meditar cuando lo desees, un recreo en tu trabajo, por ejemplo, antes de tu café de la tarde. Este es el tiempo donde puedes estar contigo mismo, cerrando las puertas de las conversaciones diarias en tu mente y relajarte completamente. Puedes hacer el mejor uso de ese tiempo y aumentar tu experiencia de meditación con unos cuantos consejos rápidos.

Para una fácil meditación sigue estos consejos:

Un ambiente cómodo. Se recomienda meditar en un lugar silencioso. Esto te protege de distracciones y te permite ir profundo en la experiencia.
Meditar  frecuentemente. Es una buena idea meditar dos veces al día y ser regular con la práctica. Solo así podrás observar los efectos positivos con cada día que pase.
Medita con tus amigos. Puedes juntarte con algunos de tus amigos cercanos y meditar en grupo. Esto aumentara tu experiencia; también te ayudara a ser regular con la práctica.
Intenta algunas  elongaciones antes de meditar. Esto ayuda a liberar el estrés y la tensión en varias partes de tu cuerpo y te ayuda a relajarte para tener una meditación más agradable.
Observa tus pensamientos. No hagas ningún esfuerzo para resistir tus pensamientos. Déjalos fluir. La meditación no requiere esfuerzos.
Tómatelo con calma. Asegúrate de meditar al menos por 10 a 15 minutos. No te apures en abrir tus ojos.
Asegúrate que tu estomago no esté lleno. Esto previene que te quedes dormido.

Inspirado por las conversaciones de sabiduría  Sri Sri Ravi Shankar

Por  Divya Sachdev y gráficos por  graphics Niladri Dutta