Postura del Arado Halasana

Halasana 

Hal = arado, arar, labrar; Asana = postura

Este postura obtiene su nombre de la herramienta popularmente usada en india para la siembra de cultivos. Esta postura prepara el  rejuvenecimiento del cuerpo. 

¿Cómo practicar la postura del arado?

  1. Acuéstate sobre tu espalda con los brazos al costado del cuerpo y las palmas tocando el suelo.

  2. Inhala, utiliza los músculos abdominales para alzar tus pies del suelo y llevarlos en una posición vertical a un ángulo de 90 grados.

  3. Respira profundo, apoya las manos sobre tus caderas y la parte inferior de tu espalda. Empuja llevando la cadera y espalda hacia arriba. 

  4. Lleva las piernas atrás de tu cabeza hasta que los dedos de tus pies toquen el suelo y queden a un ángulo de 180 grados. La espalda en posición perpendicular al suelo. Recomendación: haz esta postura lenta y delicadamente. Asegurate de no presionar y empujar tu cabeza contra el suelo. 

  5. Reten la postura y deja que tu cuerpo se relaje más y más  con cada respiración.

  6. Después de unos segundos, inhala, sube las piernas utilizando los músculos del abdomen, exhala y delicadamente baja las piernas al suelo. Recomendación: evita el movimiento brusco al bajar tus pies. 

Esta postura forma parte de la secuencia de posturas de yoga llamada Padma Sadhana, la cual es enseñada en el curso Arte de Silencio (Curso Parte II) y  Curso DSN.

Beneficios:                                                                                                                                                              

•   Fortalece y expande los músculos de la espalda, abdominales, hombros y cuello.

•   Relaja el sistema nervioso, reduce el estrés y el cansancio.

•   Tonifica las piernas. 

•   Estimula la glándula de la tiroides y fortalece el sistema inmunológico.  

•   Ayuda a las mujere durante la menopausia. 

Contraindicaciones:

•   Evita practicar esta postura si has sufrido lesiones en el cuello, o has tenido diarrea o la presión alta. 

•   Se recomienda a las mujeres evitar la práctica de esta postura durante el embarazo y los dos primeros días del periodo menstrual.  

•   Antes de practicar esta postura, te recomendamos consultar previamente con un médico competente en caso que hayas sufrido de enfermedades crónicas o trastornos en la columna en un pasado reciente. 

 

 <<< Rodilla al mentón Pavanamuktasana                                       Jathara Parivartanasana >>>                                                                              


Volver a todas las posturas de yoga
 

La prácticas de yoga ayudan a desarrollar al cuerpo y a la mente contribuyendo al bienestar y a la salud, aunque todavia no substituye a la medicina tradicional.  Es importante aprender diferentes posturas de yoga bajo la superfición de un instructor de Sri Sri Yoga calificado. En caso poseer alguna condición médica especial es mejor consultar antes con un médico y un instructor de Sri Sri Yoga. Encuentra un Curso de Sri Sri Yoga en tu sede mas cercana. Para más infomación puedes escribirnos a informate@elartedevivir.org