Yo soy Dios

Se me enseñó que decir “Yo soy Dios” es una blasfemia. ¡Te digo que decir “Yo no soy Dios” es blasfemia! Cuando dices “Yo no soy Dios”, niegas la omnipresencia de Dios. Tú eres hecho de amor. Si dices “Yo no soy Dios”, estás negando que Dios sea amor. Si tú eres amor y dices: “No soy“Yo soy” es tu consciencia. Si tú dices “Yo soy Dios”, entonces niegas que Dios esté alerta, y despierto. Tú existes. Cuando dices “Yo no soy Dios”, niegas a Dios una porción de existencia, y eso es blasfemia. También estás negando las escrituras que dicen “Dios hizo al hombre a Su semejanza”. Si dices “No soy Dios”, estás negando a Dios, estás diciendo que Dios no es amor, y eso es blasfemia.

P: Si Dios es omnipresente, ¿por qué hay odio y sufrimiento en este mundo?

Sri Sri: Es como en una película, no importa si es comedia o tragedia, o si tiene un final feliz; en lo Absoluto no hay opuestos. Todos los opuestos son parte de la existencia relativa.

La existencia relativa no es un cuadro completo. Lo bueno y lo malo, lo correcto e incorrecto, todo es relativo. Por ejemplo, la leche es buena, pero demasiada lecha puede matarte. Una gota de veneno puede salvar una vida (muchos medicamentos tienen escrita la palabra “VENENO”). No son ni buenos ni malos, simplemente están allí.

La verdad trasciende la dualidad, y Dios es lo absoluto y la única verdad. En una película, cuando la luz pasa a través del film, no le importa a a luz qué film es. Tragedia o comedia, héroe o villano, la luz está siempre allí. De la misma forma, no importa lo que está sucediendo en tu mente. TU ERES DIOS!