Yoga para dormir

¿Tienes problemas para conciliar el sueño o sientes que no duermes bien? Normalmente, el mal descanso deviene en irritabilidad, falta de claridad y envejecimiento prematuro. Al dormir, nuestro cuerpo remueve toxinas y se reconstituye el sistema a nivel celular. Por eso, es necesario dormir entre 6 y 7 horas al día.

Si eres de los que no puede dormir lo suficiente, el yoga puede ayudarte. Su práctica regular mejora el insomnio y los hábitos de descanso anormales. Resuelve dolencias y ayuda a liberar el estrés acumulado, facilitando un mejor descanso nocturno.

¿Cómo lograr una buena noche de descanso? El tratamiento más recomendado es establecer una rutina de relajación previa a acostarte. Las siguientes posturas de yoga son los relajantes naturales que te harán disfrutar de un buen descanso.

La postura de la inclinación hacia adelante o pinza (Hastapadasana): estira los músculos de la espalda, calma el sistema nervioso, incrementa el flujo sanguíneo y promueve la introspección.

La postura del gato (Marjariasana): excelente estiramiento que brinda flexibilidad a toda la columna y masajea suavemente los órganos del aparato digestivo. A mejor digestión, mejor descanso. También favorece la circulación sanguínea y relaja la mente.

La postura del niño (Shishuasana): brinda un estiramiento profundo y relajante de la espina y calma el sistema nervioso, propiciando tu mejor descanso.

La postura de la mariposa (BaddhaKonasana): esta postura elimina la fatiga luego de largas horas de ajetreo. Produce un muy buen estiramiento en muslos internos, ingle y rodillas.
 

Piernas invertidas contra la pared (ViparitaKarani)

  • Recuéstate sobre tu espalda y levanta una pierna a la vez y apóyalas contra una pared. El torso en el suelo y la pared sosteniendo el peso de tus miembros inferiores.
  • ​Asegúrate de estar abrigado porque esta postura tiende a disminuir la temperatura corporal a la vez que te relajas.
  • Extiende los brazos a los costados del cuerpo o sobre la cabeza con las palmas mirando hacia el cielo.
  • Cierra tus ojos y toma respiraciones largas y profundas mientras te relajas en la postura. Puedes usar un cobertor de ojos para evitar que la luz te distraiga. Haz que cada exhalación sea más larga, sin forzar, y envía descanso a todo tu cuerpo.
  • Permanece en la postura tanto tiempo como te resulte cómodo y luego, lentamente, baja tus piernas y recuéstate normalmente.
     

Descanso profundo

Shavasana es una postura de máximo descanso. Recuéstate boca arriba sobre una superficie plana, sobre tu espalda con las piernas estiradas. Inhala y exhala suavemente a la vez que invitas a tu cuerpo a relajarse sobre la tierra. Cuando finalices, antes de abrir los ojos, gira hacia la derecha y permanece unos segundos recostado de lado.

Yoga Nidra es una secuencia muy recomendable para relajar todo el sistema. Incluye la práctica del pranayama NadiShodhan a tu ritual nocturno para liberar tensiones y relajarte.

Más sugerencias para dormir mejor

  • Crea tu propio ritmo de sueño. Según la edad de las personas, lo ideal es dormir por la noche entre 6 y 7 horas, y tomar un descanso por la tarde de 30 minutos. Los niños y adolescentes necesitan entre 8 y 10 de descanso.
  • Tu descanso es sagrado, siéntete contento, ora y ve a la cama con una mente feliz y relejada. Mantén tu cama limpia antes de irte a dormir.
  • Termina tu cena temprano para contar con un espacio de dos horas entre tu última comida y tu descanso.
  • Si tuviste una pelea con tu esposo/a, novio/a o persona querida, asegúrate de resolverlo antes de ir a dormir.
  • Evita consumir alimentos estimulantes por la noche y practicar pranayama Bhastrika o la serie del Sudarshan Kriya pues ambas técnicas te llenarán de energía y eso será un impedimento para conciliar el sueño.
  • Alienta el buen descanso en forma natural a través de relajantes posturas de yoga, sonidos suaves y algo de Conocimiento.