De qué se trata la técnica de respiración de la que todos hablan

7th of Sep 2012

Luego de la llegada al país del indio Sri Sri Ravi Shankar y la polémica que despertó su participación en un evento espiritual en el que también disertó el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, la directora de El arte de Vivir en Argentina, Beatriz Goyoaga, explicó a INFOnews en qué consisten los cursos de respiración que revolucionaron a miles de personas.

 
 
 

 

Beatriz Goyoaga es instructora de El Arte de Vivir y enseña las técnicas de respiración profundas creadas por el líder espiritual indio Sri Sri Ravi Shankar, recientemente llegado al país.

 

 

La participación del gurú en un evento del que también formó parte el jefe de Gobierno de la Ciudad, Mauricio Macri, despertó las suspicacias y dirigió la atención sobre los cursos que brinda la ONG y que ya atrajeron a miles de personas, incluidos a muchos famosos. Pero, ¿en qué consisten realmente las técnicas de respiración que difunden?

En diálogo con INFOnews, Goyoaga insistió en que se puede usar la respiración como herramienta para calmar la mente, eliminar el estrés e impactar así en el aspecto físico de cada organismo.

"La respiración se dirige a un espacio muy profundo, el de las emociones, en el que ya no hay conexión ni con el intelecto, ni con la psicología. Trabaja con las emociones negativas en espacios profundos de la conciencia", explica Beatriz, que año a año inicia a miles de personas en el arte de respirar.

"La respiración es en verdad un sinónimo de vida. Lo primero que hacemos al nacer es inspirar y lo último que hacemos al morir es exhalar. Ese lapso es lo que llamamos vida. La respiración guarda infinidad de secretos y los desconocemos, no le damos importancia y podríamos hacer de nuestra respiración la medicina más barata del mercado", dice.

Cuando se habla de "respirar", para los entendidos, esto no significa sólo realizar un ejercicio automático por instinto, sino ejercer un trabajo conciente en el que la respiración se transforma en una herramienta para actuar positivamente sobre la mente y el organismo. "La medicina trabaja a nivel del efecto de las dolencias, en cambio la respiración trabaja al nivel de la causa", indica Beatriz.

 

“Todo lo que se adquiere a través de la ansiedad, la desdicha y la angustia es lo que se revierte con la respiración"

 

"El cuerpo y la mente son imposibles de separar. Tienen impacto el uno sobre el otro. Todo lo que le hagas a la mente, le afecta al cuerpo y viceversa. Si al cuerpo se lo hace trabajar sin descanso, la mente se enferma. Si le das café, la mente se altera. En cambio, si está serena, se eleva el sistema inmunológico, se eliminan las toxinas del organismo, baja el estrés y se duerme mejor”, señala y agrega: “Todo lo que se adquiere a través de la ansiedad, la desdicha y la angustia es lo que se revierte con la respiración".

El método del Sudarshan Kriya

El famoso método, difundido por El Arte de Vivir, fue ideado por el líder espiritual indio Sri Sri Ravi Shankar. "Un personaje humanitario, que fue 4 veces nominado al Premio Nobel de la Paz y está considerado el Mahatma Gandhi del siglo", dice Beatriz, con orgullo.

"El método del Sudarshan Kriya lo creó después de 10 días de silencio que tomó en un lugar remoto. Tras esa experiencia, se dio cuenta de cuál era la técnica que debía transmitir. Es un proceso muy profundo, que se produce a través de respiraciones concientes, a diferentes ritmos y que es muy difícil de transmitir en una nota periodística porque es absolutamente vivencial. Las técnicas de respiración se enseñan a través de la experiencia", continúa.

A pesar de eso, Beatriz da sugerencias para los que tengan la intención de empezar a recorrer este camino. "Todas las mañanas después de ducharse, pueden sentarse tranquilos, cerrar los ojos y respirar a cámara lenta, largas y profundas inhalaciones y exhalaciones por la nariz. Luego, se pueden quedar cinco minutos así, observando su respiración y ya es un tranquilizador para la mente", explica Beatriz.

Goyoaga descubrió este método hace 15 años, cuando hizo el primer curso con Ravi Shankar. En ese momento, trabajaba de periodista y dirigía 14 corresponsalías internacionales de nivel político y económico.

“Estaba todo el día corriendo y tenía nudos en el cuello, espasmos respiratorios, dormía mal y le respondía mal a mi pareja. Con la respiración sentí un impacto de serenidad, una calma muy grande y diferente a lo que había experimentado antes. Encontré una solución pragmática y tangible para los problemas de mi vida", concluyó.