La profundidad del Yoga

¿Por qué debería uno entender las profundidades del Yoga?

Nuestros sentidos tienen una capacidad limitada para disfrutar, pero nuestra mente tiene un infinito deseo de disfrute. El disfrute, que viene a través de los cinco sentidos, es limitado. Es por ello que a veces las vacaciones mejor planeadas nos terminan dejando agotados y cansados.

In Depth of Yoga

La mayoría de nosotros pensamos que el disfrute se encuentra en los objetos, pero está dentro nuestro, no afuera en los objetos. Un niño es alegre. Él experimenta el disfrute incluso antes de tener contactos con los objetos del mundo. Un recién nacido no se alegra ni siente rechazo por ninguno de los cinco sentidos.

Al crecer, gradualmente comienza a disfrutar el mundo. Cada sentido te conduce a un punto dentro tuyo el cual es una fuente de alegría, profundo adentro tuyo. Aferrarse a los objetos de los sentidos te vuelve miserable pasado un tiempo. El entendimiento del Yoga te conduce desde los objetos del placer hacia la experiencia del placer dentro tuyo.

Desde el objeto muévete hacia el Centro, muévete hacia aquello que experimenta el placer.
Ésta es la manera de tener una experiencia continuada, un continuo placer en la vida.

Extracto de los Comentarios acerca del Yogasara Upanishad por Sri Sri Ravishankar

El Camino del Yoga – el compás interno

El propósito de la creación es ir de la dualidad hacia la unidad. Dos implica un sentido de separación que es doloroso, de allí que el amor busca al uno. La naturaleza del amor es unir, volverse uno. Lo que llamamos amor, los antiguos Rishis lo llamaban Yoga. El camino del Yoga nos conduce hacia adentro, a experimentar la unión con el verdadero Ser.

Hay cuatro modos internos de conciencia:

  • Mente
  • Intelecto
  • Memoria
  • Ego

Cuando la mente no está centrada, hay agitación. Nuestra mente está todo el tiempo pensado, planeando, precupandose; la actividad nos previene de ver mas allá de la mente, ver quienes realmente somos. Si hay ondas en la superficie del lago, no podemos ver en la profundidad. De forma similar, a menos que la mente esté descanzada, no prodremos experimentar la armonía y la unión dentro nuestro.

Es por eso que todas las escrituras del yoga hacen énfasis en aquietar la mente, Yogah Chitta-Vritti-Nirodhah. El Yoga es el dominio de las ondas del pensamiento, modulaciones (Vrittis) en la mente. Cuando los pensamientos son dominados, entonces hay una comunión con la Divinidad y el Ser Cósmico. Sólo cuando el huracán se calma puedes medir la profundidad del agua. La ola uniéndose con esta profundidad es el Yoga.

 

El Yoga y el Maestro

Uno debe aprender Yoga bajo la tutela de un Guru. Tu no puedes operar tu cuerpo incluso si eres un cirujano. Para moverte al rededor de un nuevo lugar, tu necesitas un guía que te eseñe el camino. Cuando caminas en un terreno totalmente desconocido como lo es la conciencia, de seguro necesitas una guía.

Una vela encendida puede encender a un millón de velas, pero una caja de fósforos, aún con todo su potencial, no puede encenderse a sí misma.
El Mestro en sí mismo significa algo que es enormemente grande, inconmensurable. El Guru es alguien tan vasto y a su vez tangible y disponible. El Maestro es el amor infinito en una forma corpórea.

La Práctica

El buscador(sādhak) gana profundidad con la guía apropiada del Guru y la practica apropiada del Yoga. Los Āsanas, prānāyāmās, y la meditación nos permiten profundizar nuestra practica personal (Abhyāsa). La práctica de ir hacia adentro. La práctica de movernos de los objetos al centro, de lo irreal a lo real, de la dualidad al Uno.

Cualquier practica es una practica cuando es realizada durante un período de tiempo sin ninguna interrupcion, constantemente y respetuosamente. Honrándola cada dia. Solo entonces se establece firmemente. Sa tu deerghakāla nairantarya satkāra sevita dridha bhoomih (Yoga Sutras de Patanjali I,14).
Entonces al refinar nuestras prácticas, los pensamientos disminuyen permitiéndonos entrar en profunda meditación. Cuando claramente podemos observar a través de las capas de la existencia, entonces hemos obtenido el estado de Yoga, la unidad con el universo.