La vida es un sueño, una carga o una broma

A menudo, cuando eres feliz, te sientes como si la vida fuera un sueño, porque no crees en la realidad de ello. Cuando hay desdicha, sientes que  la vida es una carga. Y tomamos cosas triviales como muy serias. Pero aquel que realmente ha experimentado el placer, se da cuenta de que el placer es una carga. Y si has transitado profundamente la desdicha, te darás cuenta de que la vida es un sueño. En cada situación desdichada por la que hayas pasado o atravesado, te has dado cuenta de que la vida es un sueño. Cuando ves que la vida es un sueño, una carga o una broma, sólo entonces puedes estar centrado.

Y cuando hayas pasado realmente a través de la desdicha, realmente habrás visto que la vida es un sueño. Y entre el dolor y el placer, toda la vida es una broma. La vida es muy incierta. Antes de que partas, date cuenta de que es un sueño, una carga o una broma.

Alguien preguntó: ¿Qué cosa de la vida es una broma?

Sri Sri: No cuestionas a la broma. Si la cuestionas, no es más una broma. No cuestiones una carga, tampoco. Es una pérdida de tiempo cuestionar la vida y sus sucesos.

La carga te hace profundizar. Te lleva al centro de ti mismo. Darte cuenta de que es un sueño, te despierta. Y ver que la vida es una broma, te hace más liviano. La única certeza es que la vida es un sueño, una carga o una broma y que tú puedes darte cuenta de esto solamente si estás centrado.