Problemas para dormir. ¿Qué te mantiene despierto?

¿Qué te mantiene despierto?

¿Acostarte en la cama, dando vueltas de un lado a otro, esperando para poder dormir? ¿Preguntándote si hay una manera de quedarte dormido sin esfuerzo?

Bueno, hay un secreto simple para un sueño pacífico. Incluí la práctica de meditación a tu vida y ¡Ve como las cosas se dan vuelta!

Pero antes de esto, sería una buena idea identificar las causas de la escasez de sueño. Puede ser cualquier cosa, desde estrés hasta exceso de trabajo, enfermedad, dieta, hábitos pobres de sueño, angustia emocional, o simple sensibilidad a los ruidos.

En caso de estrés o fatiga, la meditación permite que el cuerpo y la mente se tranquilicen, reduce el efecto del estrés y da un descanso profundo al cuerpo y la mente.

Una respuesta saludable al estrés es generalmente la auto-regulación, pero cuando estamos constantemente alerta, las hormonas del estrés (adrenalina y cortisol) causan estragos en nuestros procesos físicos y mentales, interrumpiendo así nuestro sueño. La meditación regular reduce significativamente estas hormonas de estrés, y el efecto se mantiene por horas.

Si el problema es difícil de identificar porque tu mente está muy ocupada, la meditación puede ayudar a desacelerar la mente y traer a la luz los problemas subyacentes. Cuanto más exploramos en la meditación, más se convierte en evidente que la práctica es mucho más que solo una herramienta para prevenir noches de insomnio.

La conciencia intuitiva es un regalo de la práctica regular de meditación. Puede haber varias cosas ocurriendo en la mente; gradualmente, y en el ámbito seguro de meditación, las impresiones de la mente son reveladas. Puede ser usada como un medio de autorreflexión, y podemos identificar las razones del sueño perturbado fácilmente.

Algo sobre lo que reflexionar…

#1 ¿Cuáles son tus hábitos de sueño? ¿Estás teniendo horarios regulares para dormir? ¿Estás durmiendo durante el día? ¿Cuál es la calidad de tu sueño? ¿Cuál es la duración de tu sueño?

Irse a la cama a la misma hora todas las noches y despertarse a la misma hora en las mañanas te ayuda a entrar en sincronía con el ciclo natural de tu cuerpo de dormir y despertar. La mayoría de las personas necesitan dormir entre 6 y 8 horas. Así que establece tu reloj biológico con un horario regular para dormir y trata de mantener también un horario regular para despertarte. Dormir durante el día puede hacer peor a tu insomnio, así que trata de evitarlo; pero si tenés que dormir, que sea breve.

¿Sabías que 20 minutos de meditación pueden darte un descanso tan profundo como 8 horas de sueño? Bueno, probalo por vos mismo regularmente y sentí la diferencia. No solo te vas a sentir fresco como una margarita después de esos 20 minutos sentado con los ojos cerrados, sino que también vas a sentir una mejora en la calidad de tu sueño por las noches.

#2 ¿Estás trabajando en exceso? ¿Estás ejercitándote lo suficiente? ¿El problema es la fatiga física o mental? ¿Es un problema emocional? ¿Sos capaz de relajarte o es el entretenimiento tu relajación?

Cualquiera sea la razón para la perdida de sueño, la meditación y relajación son las llaves para balancear tu energía. Un poco de tiempo usado en la meditación no solo compensa la pérdida de sueño sino que también conserva tu energía. Tu “hora de despertar” es más relajada y tu calidad de la “hora de dormir” también mejora. Aprender a relajarse y dejarse ir es la forma meditativa de pasar de noches pobres de sueño a buenas noches de sueño.

Para hacer una significativa diferencia en tu estilo de vida, la meditación es mejor practicarla regularmente. Idealmente, trata de meditar con el estómago vacío a primera hora de la mañana después del baño; también medita antes del almuerzo y antes de la cena.

#3 ¿Está ese snack nocturno afectando tu sueño? ¿Podes manejar  tus horarios de comida así no tenes tu cena tarde? ¿Qué tipo de comida estás consumiendo?

Tal vez tengas que ajustar tus horarios de comida, particularmente el horario de la cena. El sistema digestivo también tiene su ritmo natural, el cual disminuye en la noche. Comer tarde pone presión  al sistema digestivo y patea al cuerpo para que funcione a toda marcha en el momento que quiere descansar.

Evita la comida y bebida estimulante; consumí comidas light y de fácil digestión en la noche. Leche, manteca, frutas, vegetales y los granos son suaves en el sistema y “amigos del sueño”. Conoce más acerca de que comidas son buenas para vos.

¿Por dónde comenzar?

Las técnicas de meditación se aprenden mejor con profesores experimentados. Sin embargo, hay opciones disponibles para la auto-práctica también.

#1 Conciencia al respirar

Una buena manera de comenzar es simplemente con conciencia al respirar. Tomate tiempo de ver cuidadosamente el flujo de tu respiración. Mientras estas sentado o recostado observa cuidadosamente la respiración que entra y sale; seguí tu respiración cuando entra al cuerpo y cuando sale, gradualmente extendiendo ambas, tu inhalación y exhalación, en un ritmo confortable. Observa el efecto en tu mente y emociones. Aprende a dejarte ir y estar en el espacio que vos creaste con la respiración.

La respiración tiene un poderoso efecto en todo el sistema corporal. Aprender a estar consciente de los varios sistemas del cuerpo como así también de la mente y emociones y balancear todo el sistema interior, es la base para el control del estrés. Usar la respiración para relajar la mente libera la acumulación de tensión y lentifica el proceso de pensar, dando un efecto pacificador y armonizante, induciendo al sueño.

#2 Meditaciones guiadas.

Las meditaciones guiadas con una opción fácil. Hay una amplia gama disponible,  cubriendo un rango de temas. No importa que tema genere tu interés,  la meditación guiada puede expandir tu horizonte y aliviar tu sistema nervioso. Pueden hacerse diariamente o como una medida de emergencia en caso de mucho estrés. ¿Te gustaría meditar ahora?

#3 Yoga del sueño (Yogic Sleep).

Yoga Nidra (Yoga del Sueño) puede ayudar a construir la brecha entre una mente despierta y dormir. Este es un simple proceso en el que suavemente llevas la atención a varias partes del cuerpo, una por una, empezando  a estar consciente de lo que está pasando. Por relajar sistemáticamente tu cuerpo usando la respiración en una forma suave y específica, tu sistema completo puede ser llevado a un estado de relajación. Este es un nutritivo,  estado de calma y puede ser usado como un paso para dormir.

#4 Meditación con Mantra.

La meditación con Mantras es otra forma efectiva para el sueño pacífico. El Curso de Meditación Sahaj Samadhi es la mejor manera de aprender a meditar con mantras, en donde un mantra te es dado por el profesor y todo lo que necesitas hacer es usar tu mantra. Con el uso del mantra, podes  sin esfuerzo entrar en meditación. ¿Te gustaría hacer el curso?

INSCRIBITE. 

Inspired by Sri Sri Ravi Shankar's wisdom talks

Written by Marylin Moon

Based on inputs by Bharathy Harish