Rompe con viejos hábitos.

Morderte las uñas o revisar constantemente tu celular (incluso cuando estás con tus amigos); dar órdenes a los que te rodean o posponer cosas debido a la pereza. Desde jóvenes tenemos hábitos, algunos comunes, otros peculiares, de los que nos queremos despojar. Bueno despreocupáte. ¡Nunca es tarde!

Hay algo que te puede ayudar, algo que muchos jóvenes ya están poniendo en práctica y que brinda muchos beneficios.

Veamos algunos viejos hábitos que algunos jóvenes han compartido con nosotros, y cómo éstos se pueden resolver. 

#1 ‘Estoy constantemente buscando la frase de aprobación de la gente’

 
 

Tips para romper con hábitos malos

Alentáte a vos mismo con algo.
Si fumar es un hábito del que te queres despojar,
alentáte a vos mismo.
Ejemplo ‘Si no fumo por un mes,
me voy a comprar algo que quiero hace tiempo’.
Recordate a vos mismo por qué éste hábito es malo para vos.
Si la pereza y falta de iniciativa
es un hábito del cual te queres desprender,
recordate que si lo seguís haciendo trae malas consecuencias.
Ejemplo: Si tenes una fecha de entrega para una tarea laboral,
tu jefe se va a enojar muchísimo si no respetas la agenda.
Esto te va a ayudar a evitar la pereza.
Prometele a algún ser querido 
Si comer comida chatarra es tu hábito,
prometele a un ser querido que también vas
a incluir en tu dieta comida saludable.
El amor que sentís por tu ser querido
va a ayudar a que renuncies a la comida
chatarra en más corto tiempo. 

Suponete que  haces una presentación en la Universidad, y nadie te comenta nada: no quiere decir que no les haya gustado, seguramente si, simplemente no comentaron nada.¿ Irías a preguntarle a la gente que les pareció con la esperanza de que alguien te felicite?

O digamos que ayudaste a tu compañero en un proyecto en el que él estaba trabajando; como tu jefe sabe que vos tenes una naturaleza servicial no te dice nada ni reconoce el trabajo extra que realizaste. ¿Te sentirías mal por no ser reconocido?

Bueno, ¿no es natural sentirse feliz cuando alguien te felicita? Especialmente de jóvenes, tenemos estas ganas locas de ¡que el mundo sepa cuan genial soy!. Esta buenísimo tenerlas, pero ¿realmente necesitamos felicitaciones constantemente para que nos confirmen que lo que estamos haciendo esta bien? De algún modo, nosotros SABEMOS que somos buenos ¿verdad? Todo lo que necesitamos es relajarnos. 

# 2 ‘Quiero que la gente haga las cosas a mi manera’ 

Digamos que estás discutiendo un proyecto con tus colegas, en donde todos tienen diferentes ideas. ¿Tenés la necesidad de convencerlos de que tus ideas son las mejores?

O digamos, decidís salir a comer con tus amigos y tenés ganas de que todos vayan a tu restaurante favorito; ¿intentás justificar tu elección sosteniendo “es cerca, es barato y tranquilo. Les aseguro que es la mejor opción?

Esta necesidad de que la gente haga las cosas a tu manera, en general viene de la mano con el pensamiento de que “solo lo que yo digo o hago es lo mejor”. Es por eso que mandoneas a todos, cuando queremos que las cosas se hagan a nuestra manera, ¿verdad?

Bueno, ¡no te preocupes! Podés ocuparte de este mal hábito muy fácilmente. Todo lo que tenes que hacer es aceptar el punto de vista de los demás. Tenes que confiar en ellos y ser abierto a nuevas ideas. La buena noticia es: la meditación te va a ayudar.

Cuando meditas regularmente, te podes sorprender de cómo te encontras siendo más amigable. La calidad de aceptación te va a ayudar en tu camino. También podes encontrarte siendo un buen líder de equipo.

Consejo: La próxima vez que tengas la necesidad de que la gente haga las cosas a tu manera, solo preguntate ¿Si la gente me mandoneara, me gustaría?

# 3 ‘Estoy constantemente con mi teléfono, incluso cuando estoy rodeado de 10 personas’

¿Sonreís al leer esto?

Digamos que estas relajándote junto a tus amigos en tu restaurante favorito.¿ Cuántas veces revisas tu celular? Ya sea para twittear cuan bien la estás pasando, para chequear un mensaje de texto o whats app, o simplemente para chequear la hora.

¿Notaste que tu atención está parcialmente con tus amigos y mayormente con tu celular? ¿Si estás en un grupo, muchas veces no sabes con certeza de que están hablando? Bueno, una de las razones principales es que ¡revisas tu celular cada dos minutos!

La práctica regular de la meditación te da la habilidad de estar en el momento presente y disfrutarlo al máximo. Ese momento puede ser cualquiera: estar con tus amigos o mirar televisión. Ahora, esto obviamente no significa que no podes usar tu celular para nada, sólo recomendamos que lo uses cuando sea necesario.

Consejo: Si te encontras revisando tu celular mientras estas en una reunión, tomá conciencia y preguntate ¿Es realmente importante eso? Si no lo es, automáticamente lo vas a meter en tu bolsillo y vas a ESTAR con la gente.

¿No es increíble como la meditación puede ayudarnos a despojarnos de los malos hábitos que queramos? Bueno entonces, ¿qué estas esperando? ¡Empezá a meditar! Y ¡ encontrate despojándote de los malos hábitos más pronto de lo que crees!.

Tambien puede interesarte 7 claves de meditación para la juventud

Inspirado en las charlas de Sri Sri Ravi Shankar.

Escrito por Divya Sachdev.