Entendiendo la meditación.

Los más altos logros en la vida solo pueden ser realizados a través de unos pocos minutos de meditación e introspección.

¿Qué es la meditación?

La mente sin agitación es meditación.

La mente en el momento presente es meditación.

La mente no tiene duda, la no anticipación es meditación.

La mente que ha regresado a la fuente es meditación.

La mente que se convierte en “no mente” es meditación.

Cuanto más profundo puedas descansar, más dinámico serás en la actividad. Si bien el descanso profundo y actividad dinámica son valores opuestos, son complementarios. Antes de que el cuerpo te abandone, tú aprendes a dejar todo. Eso es la libertad. ¿Qué es lo que estás buscando?  ¿Estás buscando algo de gran dicha? ¡TU ERES DICHA!

Te daré un ejemplo. ¿Has visto perros mordiendo huesos? ¿Sabes por qué ellos muerden huesos?

El morder les crea heridas en su boca. ¡Su propia sangre emana y los perros sienten que los huesos son muy sabrosos! ¡Pobres perros pasan todo el tiempo mordiendo el hueso sin obtener nada de esto! Cualquier dicha que experimentes en la vida es desde la profundidad de tu ser, cuando dejas ir todo aquello de lo que te agarras y te aquietas estando centrado en ese espacio. Eso es llamado meditación. ¡Realmente, la meditación no es un acto, es el arte de hacer nada! El descanso en la meditación es más profundo que el más profundo descanso que jamás puedas tener, porque en la meditación tú trasciendes todos los deseos.

Meditación es soltar el enojo del pasado y toda la planificación para el futuro.

Meditación es aceptar este momento y vivir cada momento totalmente con profundidad. Este entendimiento y unos pocos días de práctica continua de meditación puede cambiar la calidad de nuestra vida. La mejor comparación de los 3 estados de conciencia: despierta, dormida y soñando, es con la naturaleza. ¡La naturaleza duerme, se despierta y sueña! Sucede en una magnifica escala en la existencia, y sucede en una diferente escala en el cuerpo humano. El despertar y el dormir son como el amanecer y la oscuridad. Soñar es como la penumbra entre ellos. ¡Y la meditación es como el viaje al espacio exterior, donde no hay amanecer ni atardecer, no hay nada!

Estoy profundamente seguro, que cada uno de ustedes siente que no han crecido, lo que significa que no han cambiado, no han envejecido. Esto indica que el alma en ti, la profundidad dentro de ti, el espíritu en ti no ha cambiado, no envejece, no está creciendo. El cuerpo envejece pero algo en ti no envejece. Poniéndote en contacto con ese algo que no envejece, trae belleza a la vida. Eso es meditación.

Publicado por primera vez en 25 Maneras de Mejorar tu Vida.

Si queres saber cuándo es el próximo curso de meditación haz click aquí.