En la meditación tú eres el tiempo.

Cuando sientes que el tiempo es demasiado corto, te sientes inquieto o con la conciencia expandida. Al sentir que el tiempo es demasiado largo, eres infeliz o tienes la mente sagaz. Cuando eres feliz y amas lo que estás haciendo, simplemente no sientes el tiempo.  Del mismo modo, en el sueño no sientes el tiempo.

Cuando estás anticipándote al tiempo,  éste te arrastra y resulta aburrido. Cuando el tiempo está por delante de ti, te sorprende e impacta. Tú no puedes asimilar los acontecimientos.

En la meditación profunda, tú eres el tiempo y todo está sucediendo en ti. Los eventos están ocurriendo en tí como nubes que van y vienen en el cielo. Cuando estás con el tiempo, tú eres sabio y estás en paz "-. Sri Sri Ravi Shankar

Publicado por primera vez en Celebrando el Silencio