Yoga para Bebes Información Util para Madres

Sri Sri: un bebé ha hecho todas las asanas del yoga desde el nacimiento hasta los 3 años!

Un bebé nace con Adi-mudra (con el pulgar en la base de los dedos pequeños y los otros dedos cubriendo los pulgares haciendo un puño suelto). Y cuando se duerme, duerme con Chinmaya mudra (dedo índice y el pulgar en leve contacto y los otros tres dedos tocando el centro de la palma). ¿Has visto a los bebés dormir? Ellos no duermen con sus palmas abiertas como los adultos. Duermen haciendo Chinmaya mudra.

Puedes observar a los bebés en cualquier parte del mundo, sea Mongolia, África, América del Sur, Rusia, Asia, y en todas partes, todos los bebés hacen yogasanas. Así que no tienes más remedio que ser un experto en yoga desde tu nacimiento! El asana es sólo un recordatorio para nosotros de reinventar,  de reutilizar las posturas que estábamos haciendo en el pasado cuando éramos bebés.

Las asanas entrenan el cuerpo. Si ves a un bebé acostado verás que nunca tienen las piernas en el piso. Las piernas están siempre por encima del suelo. ¿Has observado esto? Hacen shalabasana.
Después de shalabasana, hacen naukasan. También levantan la cabeza y las manos junto con las piernas. Luego hacen pavanamutkasana. Toman sus dedos de los pies y tratar de poner sus dedos en su boca. Van hacia su estómago y tratar de hacer Bhujangasan. Se apoyan en su abdomen y tratan de agarrarse de los dedos de los pies por detrás la espalda, y hacen la postura del arco o dhanurasan. Luego tratan de ponerse de pie con ambas manos y las piernas y tratan de hacer trikonasan. Se balancean con una mano y las dos piernas y miran hacia el cielo. Si lo hacen hacia un lado, es inevitable que lo hagan hacia el otro lado también. Cada estiramiento que el bebé hace, lo hace de ambos lados, si es un bebé sano. Luego, lentamente se paran y se caen y todo eso. No sólo se sientan tranquilos. Ellos tratan de saltar.

El niño sacude todos sus órganos internos. Cuando un bebé se ríe, se ríe desde la panza. Usted debe dejar llorar al niño, un poco de lloranto es bueno. Con esto todos los músculos del cráneo y los huesos se ajustan de forma natural. El llanto es un ajuste craneosacral. Cuando un bebé llora un poco, aumenta su apetito y sus pulmones se abren. No mucho llanto. Un poco de llanto es bueno.



Las asanas no son como los aerobics o la gimnasia, tienen que ser coordinadas con la respiración y con atención. Si estás levantando los brazos hacia arriba, eres plenamente conciente de que estás levantándolos hacia arriba, cada centímetro de ellos. En la gimnasia sólo tienes que levantarlos. Tu atención o la conciencia no están allí. En el yoga, el cuerpo, la respiración y la mente están todos unidos. Es la cámara lenta, como la danza, que va desde una postura a otra postura.