Meditación y el manejo del tiempo.

Meditación y el manejo del tiempo.

¡“Todo el día se ha ido y todavía tengo tanto por hacer!”, exclamó una tensa amiga en su trabajo. Le pedí que hiciera unas pocas respiraciones profundas y que se relajara. Cuando se tranquilizó, con mucha calma, le hice una sugerencia: unos pocos minutos de meditación diaria podían incrementar su concentración y productividad. A esto, me respondió con una palmadita: “¡Sí claro!  ¿Dónde está el tiempo para meditar, si no encuentro suficiente tiempo para terminar mi trabajo?”

“No hay tiempo”, parece ser la razón más conveniente para responder cuando se plantean las prácticas para una “buena vida”. Por supuesto que no podemos agregar horas a nuestro día, ¿no es cierto? Si eso fuera posible, ¡podríamos acomodar nuestros fines de semana para que tuvieran 36 horas o más! En serio, la meditación puede ayudarnos a sumar horas a nuestro día. Podemos experimentar esto por nosotros mismos durante un tiempo, a medida que meditamos diariamente y profundizamos en nuestra práctica.

Hace que termines tus tareas más rápidamente.

 

Unos pocos minutos de meditación nos ayuda a enfocarnos y a calmarnos. El resultado: somos capaces de concentrarnos mejor y  trabajar eficientemente. SI una tarea tomó seis horas antes, ¡ahora puedes ser capaz de terminarla en sólo tres! Como alumno, estudiar para tus exámenes se hace más fácil. Nuestra contribución al ambiente de trabajo se vuelve más significativa. Podemos ver la diferencia también como amas de casa.


Si observas, el tiempo parece volar cuando estamos felices e ir muy lentamente cuando estamos esperando, o cuando estamos tristes.

Sólo en meditación, la mente trasciende el tiempo.

Esto debe ser experimentado.


Trae la mente al AHORA.

A menudo, aún sin darnos cuenta, se pierde mucho tiempo porque nuestra mente está oscilando entre el pasado y la planificación del futuro. La meditación trae la mente al momento presente, el cual es el campo de toda acción- no podemos actuar en el pasado o en el futuro, ¡sólo podemos actuar AHORA! Entonces, cuando la mente está en el presente, ¡podemos hacer mucho más en el mismo lapso de tiempo!

Aumenta el estado de alerta.

La meditación aumenta el estado de consciencia y las habilidades. Como resultado, cometemos menos errores y ahorramos el tiempo que pasamos en tratar de enmendarlos.

Otorga mayor intuición.

Algunos días, nuestro trabajo se hace más rápido, mientras que otros, parece aburrido, y las cosas no parecen cerrar.

La práctica diaria de la meditación tiene beneficios sutiles, uno de los cuales es el florecimiento de la intuición. A medida que nuestra intuición se fortifica, hacemos las cosas correctas en el tiempo correcto, y cualquier cosa que emprendemos logra el fruto deseado.

Aumenta los niveles de energía

Algunas veces, aún después de una buena noche durmiendo 7 u 8 horas, al día siguiente nos sentimos perezosos, cansados y letárgicos. Transitar el día con ese mismo estado de la mente puede ser una gran carga. En momentos como esos, la meditación es extremadamente útil. Aporta un cambio completo en nuestros niveles de energía y entusiasmo.

Janhavi Saxena, quien medita dos veces por día, comparte su experiencia: “Es sorprendente cómo, después de que comencé a meditar, mi mente no se siente tan cansada. Mi día comienza a las 6 am y termina a las 11 pm, y no me parece que sea un día largo. ¡Mi energía está tan alta que todavía quiero hacer más!

Meditación y Mente con menos Malentendidos

Los malentendidos en las relaciones se llevan gran parte de nuestro tiempo y energía. Sin embargo, la calidad de nuestras relaciones se transforma cuando meditamos. La mente se calma, los pensamientos se hacen placenteros y el habla delicada. La habilidad para comunicarse efectivamente y agradablemente, se desarrolla en forma natural. Sabemos qué decir, cuándo, cómo y de qué manera. Como resultado, somos capaces de pasar momentos de calidad más a menudo con las personas que amamos, en lugar de tratar de sortear los malentendidos.

La suerte está de tu lado

¿Te has escuchado diciéndote “hoy es mi día de suerte”? Algunos días son suaves como la seda, cuando todo sucede exactamente como querías que sucediera, mientras que otros días parecen injustos. Con meditación, la suerte parece estar de tu lado. Deberías experimentar esto para comprobarlo.

Inspirado en las charlas de sabiduría de Sri Sri Ravi Shankar.

Por sugerencias o cualquier información complementaria, escríbenos a webteam.india@artofliving.org

Founded in 1981 by Sri Sri Ravi Shankar,The Art of Living is an educational and humanitarian movement engaged in stress-management and service initiatives. Read More