El suicidio es la cosa más tonta

P: Querido Guruji, he tenido pensamientos suicidas muchas veces en mi vida. ¿Qué pasa si uno se suicida?

Sri Sri Ravi Shankar: El suicidio es la cosa más tonta que una persona puede hacer. Es como si alguien estuviera tiritando de frío, va afuera y se saca todas sus ropas. ¿Cómo lo llamamos? ¡Tonto! Tú ya tienes frío. Sientes frío en un auditorio calefaccionado y sales al exterior y dices: “Tengo frío, tengo frío, tengo frío”, y te quitas tu chaqueta, tu remera, tu ropa interior y lo tiras todo. ¿Disminuirá el frío? ¡No!

La gente que se suicida se encuentra en esa situación porque está demasiado apegada a la vida. Están tan adheridos a algún tipo de placer, tan pegados a alguna forma de diversión, que quieren matarse. Entonces, cuando se matan, se encuentran a sí mismos en un lío mayor. ”Oh, Dios mío, esta inquietud, estos deseos que han creado una agonía tan intensa en mí, no se han ido. Mi cuerpo se ha ido, pero la agonía permanece.”

Sólo a través del cuerpo tú puedes disipar la agonía y deshacerte de la desdicha. En cambio, tú destruyes el cuerpo, el verdadero instrumento por el cual puedes deshacerte de la agonía. Por eso este conocimiento es tan importante.

Si haces pranayama, Sudarshan Kriya y meditación, te darás cuenta de que no eres el cuerpo. ¿Qué cosas estás anhelando en la vida? ¿Amor? ¿Atención? ¿Dinero? ¿Placer? ¿Qué es lo que estás anhelando? Estos anhelos son deseos hirvientes, y están creando en ti la tonta idea de que te quites la vida.

Dedica tu vida a una causa social, a una causa elevada. Si sientes que te quieres suicidar, te digo, yo te necesito; te necesito para hacer mi trabajo, así que es mejor que te quedes.

Cuando piensas sólo en ti mismo: “Ay de mí; ay de mí”, esto es lo que pasa. Llega la depresión. Olvídate de ti. Muere por una causa, pero no te mates. Es valioso dedicar la vida a algo más elevado.

Yo te necesito. Vienes aquí y trabajas, hay tanto trabajo para hacer; ayúdame. Debes saber que eres útil para mí. Si todos los demás dicen que eres inútil, recuerda - no, yo estoy aquí, he nacido en este tiempo porque tengo que ser útil, y Guruji me necesita, así que no voy a suicidarme. ¿Entiendes?

Entonces, haz mi trabajo. Si no puedes hacer yoga, meditación, entonces transpira y haz mi trabajo. Tengo mucho trabajo para hacer. Y cualquier cosa que necesites, una comida completa, te la proveeré. ¡El cuerpo humano es tan precioso, sabes! Después de muchas vidas y diferentes cuerpos, recibimos un cuerpo humano, un nacimiento humano. Después de ser un sapo, un escorpión, una gallina, un ratón en algún agujero, un gato saltando de aquí para allá, un perro en algún lugar, un pájaro, una lombriz, consigues un cuerpo humano, después de atravesar todos esos nacimientos. Es muy precioso. Anhelar placer es la causa de tu depresión. Despiértate y ve que los placeres son momentáneos. ¿Cuánto tiempo se quedarán? Ve que son momentáneos, encontrarás placer durante cinco o diez minutos y después se habrá terminado.

¿Qué es lo que estás anhelando? ¿Qué alguna gente te aprecie? Mi querido, eso no significa nada. La gente te apreciará frente a ti; detrás de ti, pueden sentirse celosos. Esto es lo que sucede. Ellos te elogian hoy y mañana te critican. ¿Y qué? ¿Ves lo que estoy diciendo? ¿Qué es lo que estás anhelando? ¿Aprecio de las personas? ¿Qué aprecio? Son sólo unos pocos pensamientos que están pasando por sus mentes, ¿y tú piensas que será así para siempre? Ellos tienen limitaciones. ¿Y qué?

Algunas personas hacen buenos comentarios y otros hacen malos comentarios. ¿Y qué? Ellos te critican. ¿Y qué? Aquellos que te critican van a morir, y tú, que eres criticado, morirás también algún día, ¡y todo estará terminado! Entonces, ¿por qué preocuparte tanto por las apreciaciones de los demás, por sus críticas?  ¿Por qué no podemos sólo ser nosotros mismos? Sabes, no estar preocupado por las críticas y las adulaciones de otros quita un peso tan grande de la cabeza. Podemos ser nosotros mismos, naturales. 

Si vives así de liviano, ¿cuál es la razón de la depresión? ¿No ves lo que estoy diciendo? Aquellos que tienen estos pensamientos sobre quitarse la vida, es porque su prana está bajo, haz más pranayama, y dedica tu vida a una causa más elevada.

Hay millones de personas que están sufriendo más que tú, obsérvalos. Cuando veas que tu sufrimiento es menor, nunca pensarás en querer suicidarte, esto en primer lugar. Segundo, sabe que eres necesario, que eres útil. Tienes algo que hacer en el mundo. Entiende esto. Tercero, olvida lo que la gente piensa de ti. La gente se suicida porque piensa que ha perdido prestigio, su estatus. ¿Qué estatus? ¿Qué prestigio? ¿Quién tiene tiempo? Todos están enredados en sus propios problemas, con sus propias mentes. No pueden salirse de su mente, ¿pueden tener tiempo de pensar en ti? Este tipo de tendencias vienen porque piensas que los otros no van a respetarte; que la sociedad piensa que eres inútil.

Principalmente, debemos darnos cuenta de que el suicidio es la peor cosa. Esa es una de las razones principales por la que debemos dictar tantos programas de El Arte de Vivir como sea posible, ¿Ves lo que digo? ¡Cuando comiences con los ejercicios de respiración y un par de bhastrika, desaparecerá!