Tips para reducir el enojo.

¿Estás preocupado por la forma en la cual tu enojo te controla más de lo que tú lo controlas? ¿Necesitas un antídoto para el enojo? ¡Prueba con la meditación! 

¿Has notado que sin importar cuántas veces te recuerdas a ti mismo que enojarte no es bueno, cuando la emoción llega eres incapaz de controlarla? Durante toda tu niñez sólo aprendiste que "no debes enojarte", pero la pregunta continúa en ti: ¿CÓMO no enojarme? ¿Qué hacer cuando esta tormenta de emociones llega?

En primer lugar es preciso entender la causa del enojo para luego poner en práctica estos simples consejos y manejarlo mejor.

Entendiendo el enojo

¿Has notado que cuando ves imperfecciones a tu alrededor, eres incapaz de aceptarlas? En principio, cuando alguien hace algo mal, tu enojo sube como una ola y luego se retira, dejándote sacudido y, en ocasiones, arrepentido, ¿no es así?

Cuando nos enojamos, no somos conscientes. Entonces, el primer paso es darte cuenta de que enojarte no elimina las imperfecciones. Lo siguiente es saber que sólo cuando somos capaces de aceptar la situación como es, podemos corregirla siendo conscientes. Puede que pienses que esto es más fácil decirlo que hacerlo. ¿Cómo logras un estado mental donde estas palabras se vuelvan tu propia experiencia? Nunca es fácil lidiar con la mente o con las emociones de forma directa. Necesitamos recurrir a la ayuda de ciertas técnicas. 

Existen tres aspectos importantes. Si logramos identificarlos, podremos manejar el enojo. 

  • Intranquilidad o agitación en el cuerpo y la mente
  • Impresiones muy fuertes de enojo del pasado
  • Falta de conciencia y aceptación de las imperfecciones o errores
Ahora veremos una por una.

Lidiar con la agitación en el cuerpo y en la mente

Eres lo que comes

¿Has notado que ciertos días te sientes muy calmo y relajado, y en otros momentos, muy agitado? La comida que ingieres afecta tu mente y tus emociones. Ciertos tipos de alimento traen agitación al cuerpo y a la mente. Evitar estas comidas te ayudará a reducir tu enojo. ¿Cuáles son? Principalmente las no vegetarianas, picantes, procesadas y aceitosas. 

Experimenta el poder del descanso

¿Cómo te sientes a la mañana cuando despiertas sin haber logrado un buen descanso nocturno? ¿Te irritas con más facilidad? El cansancio lleva agitación e irritabilidad a tu mente. Dormir entre 6 y 8 horas diarias es muy importante para tu salud. Asegúrate un descanso apropiado para tu cuerpo y tu mente, y así será menos probable que te enojes fácilmente. 

Estiramientos y yoga

Hacer entre 10 y 15 minutos de posturas de yoga removerá las incomodidades que experimentas a nivel corporal. Los Saludos al Sol son un excelente modo de comenzar. La ventaja de las posturas de yoga sobre el ejercicio común es que éstas están sincronizadas con tu respiración e incrementan tu nivel de energía a lo largo del proceso, proveyéndote los estiramientos corporales necesarios para relajarte. 

Priyam Khanna comenta: "Los días en los que estoy muy estresada, siento mucha rigidez en mi cuerpo. Eso me hace sentir muy incómoda y tiendo a enojarme muy fácilmente. El yoga elimina esa rigidez y el resultado es una mente feliz y relajada".

Haz de tu mente tu mejor amigo

Los pranayamas (técnicas de respiración) tales como Bhastrika y Nadi Shodhan ayudan a reducir la agitación en la mente. Cuando la mente está calma, menores son las probabilidades de sufrir enojos o sensaciones de inquietud.

El antídoto

Toma varias respiraciones profundas. Inhalar y exhalar te ayudará a soltar el enojo instantáneamente. Cuando sientas enojo, cierra tus ojos, toma varias respiraciones profundas y observa el cambio en tu estado mental. La respiración hace que liberes estrés y te ayuda a calmar la mente.

Un viaje introspectivo de 20 minutos

La práctica regular de yoga, pranayamas y buena alimentación estabiliza la agitación. Ahora, ¿cómo sostener la calma en el tiempo y mantener un estado mental equilibrado? Meditar regularmente es la respuesta. Sólo 20 minutos de meditación diaria son suficientes para todo el día.