Yoga: Consejos para disfrutar de la vida

¿Amás la vida?

Entonces no desperdicies el tiempo, porque de tiempo está hecha.

                                                                                                       Ben Franklin.

 
Convertirse plenamente en un adulto funcional, no fue para mi otra cosa que una gran aventura. Me mudé a la otra mitad del mundo lejos de casa, lejos de mi familia y de mis amigos, y  esperaban de mí que cocinara, limpiara, enseñara, hiciera investigaciones y tomara cursos, todo al mismo tiempo. Me zambullí de lleno, y rápidamente, estaba complicadísimo con las fechas límites para cumplir con todos mis compromisos. Seguí el consejo de varios expertos en manejo del tiempo, puse mis actividades en cuadros y prioricé, planeé y organicé un poco más.
 
Mientras los días se convertían en semanas, y las semanas en meses, fui descubriendo que hacer las cosas me llevaba más tiempo del que debería, y que mis listas de actividades eran casi siempre, más largas al final que al principio del día. Entonces tomé el curso de Sri Sri Yoga. Aprendí muchas cosas útiles, pero lo más importante que me llevé fue el entusiasmo puro y dinamismo que sentí después de cada sesión. Durante tres días, después de cada práctica de yoga, me encontré a mí mismo inspirado y enfocado durante todo el día. Estaba siendo eficiente y mas enfocado y sereno, sin esfuerzo. Quería ver si podía lograr el mismo fenómeno todos los días, así que decidí probar algunas cosas, y funcionó  increíblemente.
 
Acá van mis más preciados tips:
 
 
•  Comenzar bien es tener la mitad del trabajo hecho: empezar el día con un poco de yoga y meditación. Unos estiramientos básicos y calentamientos me ayudan a aflojarme, y la meditación me refresca, entonces sé que voy a estar totalmente energizado y listo para enfrentarme al resto del día.
 
•  Una mente que dice SI! El yoga promueve una actitud positiva, y la actitud, promueve el éxito.
 
•  El acto de balancear. Tanto el Yoga como el manejo del tiempo se tratan de balance. Mi instructor de Yoga me enseñó que las poses que adoptemos deben ser estables y cómodas (Sthiramsukhamasanam) .Yo me aseguro que mi agenda del día este completa de las actividades que me gustan y de las que tengo que hacer, pero también un sano equilibrio entre trabajo, diversión y descanso.
 
•  La intuición ayuda a priorizar correctamente. Una técnica de yoga  muy poderosa, los Saludos al Sol (Suryanamaskar), tiene innumerables beneficios, uno de los cuales es desarrollar la intuición, el centro de tu tercer ojo. Esto ayuda a elegir tus actividades con más sabiduría y visión.
 
•   El  “bajón” de las dos de la tarde.  Después del almuerzo, nuestro cuerpo está utilizando su energía en la digestión, y tendemos a sentirnos un poco cansados y letárgicos. Yoga nidra es una súper siesta. En menos de veinte minutos te sentís profundamente descansado y más fresco que si hubieras tomado cualquier bebida energizante, sin el efecto colateral no deseado del azúcar o la cafeína.
 
•  Sonreír, sonreír, sonreír! A veces, simplemente las cosas toman más tiempo del que esperamos, los días pueden tornarse impredecibles, y hay demoras inevitables  y cambios de último momento. Pero mi instructor de Yoga me recuerda, mientras me esfuerzo en sostener mi cuerpo en naukasana (postura del bote), que siga sonriendo, esa es mi actitud ante la vida.
El Yoga me brindó las herramientas que buscaba para mejorar mi calidad de vida y encontrar estabilidad y equilibro físico y mental.