Ejercicios de Sukshma Yoga para relajarse en 7 minutos

¿Hay días en los que queres simplemente dejar todo y desaparecer?

Apretá los puños, contraé todo elcuerpo. Exhalá, presiona tu estómago hacia adentro. Y ahora, soltá y dejate ir con el sonido “haa”. ¿Qué parte disfrutaste más? ¿Disfrutaste más apretar los puños o dejarte ir?

Ese es una de las varias técnicas de Sukshma Yoga (yoga sutil). La calidad distintiva de estas técnicas de yoga es que son  ejercicios simples, cortos y sutiles y podés hacerlos en cualquier momento y lugar. Sukshma Yoga no necesita tiempo ni preparación. Estos pequeños ejercicios abren canales de energía sutil y en una sesión tan corta de 7 minutos, podés sentir una gran diferencia.

Ejercicios de Sukshma Yoga para la cara y la cabeza:

Cuando algo sale mal, ponemos las manos en la cabeza y decimos “¡Oh no!” Masajear relaja la mente y cuando la mente esta relajada, la vida se vuelve más suave.

 

  • Pellizca las cejas 5-6 veces usando el pulgar y el índice. ¿Sabías que usamos 72 músculos para fruncir el ceño y solo la mitad de los músculos para sonreír?

  • Rotá los ojos 5-6 veces en el sentido de las agujas del reloj y luego en el sentido contrario.
  • Apretá tus ojos fuerte y luego ábrelos bien grandes. Repite este ejercicio 10-15 veces.
  • Tira de tus orejas 10-15 segundos. Los científicos dicen que todos los nervios que incrementan la consciencia están localizados en la parte más baja de las orejas. 

  • Mové las orejas en sentido de las agujas del reloj y luego en el sentido contrario (como si giraras una rueda) hasta que tus orejas se pongan calientes.
  • Mové tres dedos (el primero, el del medio y el del anillo) desde la línea de la mandíbula hasta la barbilla y masajealas. Podés dejar tu boca abierta mientras lo haces. ¿Encontraste nudos en el espacio entre tus mandíbulas? Este es el lugar donde el estrés se esconde.      
  • Abre y cierra la mandíbula 8-10 veces.
  • Abrí tu boca y mueve la mandíbula de lado a lado 8-10 veces.
  • Rotá el cuello. Inhalando cuando llevas la cabeza hacia atrás y exhalando cuando llevas el mentón al pecho. Rotá la cabeza en sentido de las agujas del reloj. Inhalá cuando vas hacia arriba (primer mitad del círculo) y exhalá cuando volves a la posición inicial. (segunda mitad del círculo). Repite esto 5-6 veces en sentido de las agujas del reloj y luego en sentido contrario.
  • Sacudí las manos por 2 minutos. 

 

Cuando practicás estos ejercicios de yoga, comenzás a entender y percibir que impacto tienen en el cuerpo y la mente. Cada pequeño movimiento libera stress y tensiones y despues de pocos minutos el estado de tu mente mejora, aumenta la claridad, trae descanso al cuerpo y estados mas profundos de alegría y relajación.