Yoga y los estudios.

Era el año 2005. Estaba confortablemente sentado en un yoga mat una mañana de domingo. Estaba en calma y paz. Me había sentido de la misma manera en los últimos años desde que comencé a practicar yoga. El tiempo transcurrido entre posiciones de yoga simplemente voló. Más tarde me senté con un libro de física y comencé a leer. Algo era diferente. Me di cuenta que podía entender más y más. Había notado una mejora en mis notas últimamente. Sabía que el Yoga me estaba funcionando bien ya que gradualmente en la escuela secundaria me había convertido en uno de los mejores estudiantes de mi clase. No estaba seguro como sucedía, pero advertí que la práctica de asanas me estaba ayudando con mis estudios.

El camino a la cima

De niño, siempre me fue dicho que tenía que estudiar mucho para disfrutar de la vida, pero mientras estudiaba encontré que difícilmente disfrutaba de la vida. Con mi agenda diaria de clases en la escuela, tenía poco tiempo para esparcimiento. De alguna manera, los libros, exámenes, tareas y presentaciones sumaban a mi fobia de no obtener buenas notas y entonces no poder ir a una buena universidad, y así a no obtener un buen trabajo, y más importante, a no hacer a mis padres felices, lo cual significaba mucho para mí. Estos pensamientos no cesaban.

Esas frías y temerosas noches previas a los exámenes era aún peor. Eran como Caballeros oscuros listos a matarme con sus espadas llamadas libros. Me sentaba en mi mesa de estudio, con una taza de café tratando de mantenerme despierto, bajo la pequeña lámpara de luz que mi tía me dio. Abría mi libro de 600 páginas de estudios sociales, aún pensando por donde empezar a estudiar. Sentía el estrés incrementando en mi cuerpo y pronto estaría en mi propio mundo, lejos, lejos de mis libros. Inspirado por mágicas películas, soñaba con cosas inexistentes, como lápices mágicos que pudieran escribir mis exámenes por mí. A veces el diablo dentro de mí, tomaría el control y rezaría para que el Presidente muriera justo el día de mi examen. Cada tanto me pondría muy espiritual con pensamientos acerca de quién soy, con qué objetivo vine al planeta y cúal es la necesidad de estudiar. Mientras prestaba atención a todos estos pensamientos, llegaría la mañana y tiempo para prepararme para ir a la escuela.

Mi mundo imaginario siempre permanecía irreal porque obviamente no me llegaban esos lápices ni moría el Presidente. Con cada examen me prometía a mí mismo que para el próximo examen estudiaría más y obtendría mejores notas. Pero cuanto más estudiaba, mi situación empeoraba. Sabía que estaba más profundo en el pozo y mis notas caían con cada clase. Quería encontrar una solución a mi problema….y la encontré. Una combinación de posiciones de yoga, técnicas de respiración y meditación fueron mi mejor solución.

En el 2010, empecé a dar cursos para liberar el estrés en todo India como parte de El Arte de Vivir. No me sorprendió encontrar tantas historias similares en prácticamente todos los cursos que conduje. Quería ayudar a todos en la búsqueda de una solución; una solución que yo ya tenía, que me funcionó maravillosamente en esas noches oscuras. Solo tenía que revelarlo...era YOGA.

Revelación a través del  Yoga

Recientemente, estaba disfrutando de una cena en la casa de un amigo en Delhi. Su hermano de 13 años me preguntó con tristeza sí los estudios podían ser tan entretenidos como los juegos o la televisión. Prestando mucha atención a su pregunta, se me reveló que la única razón por lo cual uno disfruta de los juegos o la televisión es porque uno está en paz, relajado y totalmente en el presente. Repentinamente, todos mis pensamientos tuvieron sentido. En ese momento supe, que la razón por la cual el YOGA mejoró mis notas es porque trabaja sobre similar principio. Unos días después, junto a algunos de mis colegas en la facultad, llegamos a las siguientes teorías sobre yoga.

·  mente libre de estrés ∞ estar en paz ∞ relajación ∞ mejor concentración ∞ mejores notas

Muchos de nosotros solamente buscábamos lo último; ninguno estaba buscando lo primero. Sólo y SÓLO si pudiéramos encontrar una forma de estar en paz, simplemente obtendríamos mejores notas. Y si bien no lo advertí como estudiante, el yoga me ayudó a estar libre de estrés.
 

·  tengo otra teoría para explicar un importante beneficio de Yoga. Esta teoría se llama ICT (Incremento en la Capacidad del Tubo)(Increased Capacity Pipe).  

ENTRADA (INPUT) - aquello en lo cual invierto para obtener mejores notas.

SALIDA (OUTPUT) – lo que recibimos luego de invertir lo que ingresa como entrada.     

Normalmente, sentimos cuanto más ponemos en la entrada (dinero, libros, clases, etc.) más obtenemos a  la salida. Lo que no advertimos es que la capacidad del tubo es limitada por lo que el flujo a la entrada es limitado. Entonces, no importa cuánto estudiemos, nunca estamos satisfechos. Para obtener mejores notas, será más efectivo aumentar la capacidad del tubo. Esto es lo que yoga hace.

Luego de una práctica frecuente de yoga.

Con la práctica frecuente de yoga, uno puede realmente aumentar la concentración y el foco y así aumentar la capacidad de su tubo.         

Yoga libera el estrés de cada célula de nuestro cuerpo y nos deja en paz. Esto aumenta nuestra capacidad para aprender en menos tiempo y obtener mejores notas. La práctica de yoga también contribuye a estar focalizado, a estar en el momento y sentirnos más calmos. Como el tiempo que invertimos así en estudiar es menor, obtenemos más tiempo para el esparcimiento.

Siempre se me dijo que tenía que estudiar mucho para disfrutar de la vida, pero gracias al yoga, he aprendido a disfrutar de la vida mientras estudio, y ahora instruyo a cientos de estudiantes sobre lo que he descubierto a través de Yoga.

 (Motivada por su pasión en contribuir a la sociedad, Divya Sachdev es instructora en El Arte de Vivir. Alegría, compromiso, voluntad de aprender y determinación por la excelencia...Divya es todo esto y mucho más).